Spartacus

Spartacus, Espartaco en Sudáfrica, es una serie de televisión creada por Steven S. DeKnight. Consta de 4 temporadas con mucha sangre y sexo. En ella se cuenta la vida de Espartaco, el famoso gladiador rebelde, interpretado por dos actores diferentes por la desgracia del primero. Además se cuenta la historia de los gladiadores que lo acompañaron.

Quinatesencia: Gratis en Steam

Créditos

  • Título original: Spartacus
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2010-13
  • Capítulos: 39 capítulos
  • Duración: 55 minutos
  • Género: Antigua Roma, acción, erótico, esclavitud
  • Productora: Starz Productions
  • Se puede ver en: Netflix, Amazon Prime Video
  • Producción: S. DeKnight y Robert Tapert
  • Reparto principal: Espartaco – Andy Whitfield / Liam Mcintyre, Crixus – Manu Bennett, Enomao – Peter Mensah, Agron – Dan Feuerriegel, Sura – Erin Cummings / Ande Cunnigham, Naevia – Lesley-Ann Brandt / Cynthia Addai-Robinson, Varro – Jai Courtney, Barca – Antonio Te Maioha, Euclides – Campbell Cooley, Pollux – Graham Vicent, Batiato – John Hannah, Lucrecia – Lucy Lawless, Ashur – Nick E. Tarabay, Cayo – Craig Parker, Salonio – Craig Walsh-Wrightson, Gannicus – Dustin Clare y Julio César – Told Lasance.
  • Puntuación: 7,5 puntos

Argumento temporada a temporada de Spartacus

  • 1ª temporada: Sangre y arena (2010): 13 episodios donde Espartaco (Andy Whitfield), un tracio felizmente casado, es traicionado por Roma y condenado como esclavo a las galeras, hasta que Batiato (John Hannah) lo compra para ser uno de los gladiadores de su casa.
  • 2ª temporada: Dioses de arena (2011): 6 episodios donde el protagonista es Gannicus (Dustin Clare) como el campeón de la casa de Batiato antes de la llegada de Espartaco.
  • 3ª temporada: Venganza (2012): 10 episodios que narran la huida de los esclavos de la casa de Batiato y cómo son perseguidos por Cayo (Claig Parke), el mismo que separó a Espartaco, ahora Liam Mclntyre, de su mujer.
  • 4ª temporada: La guerra de los condenados (2013): Los 10 últimos episodios de la famosa lucha de Espartaco (Liam Mclntyre) contra Roma.

Mi opinión sobre Spartacus

Cuando empecé a ver esta serie, me gustó, aunque debo reconocer que no me apasionó. Las luchas entre gladiadores de la primera temporada estaban muy bien, con pasión y sangre, pero no es de mi devoción. Aunque debo reconocer que la calidad es superior a la película de Gladiator. Sin embargo seguí viéndola porque me la recomendaron. Uno de los puntos fuertes de la serie, es la evolución de Espartaco. Al principio sólo parecía un muchacho asustado, pero finalmente se convirtió en la leyenda que representa: frío y calculador.

La 2ª temporada fue una decepción total. El único interés fue el de ver como Enomao (Peter Mensah) pasó de ser un gladiador a doctore. También se puede ver la evolución de Crixus (Manu Bennett) y otro de los campeones que tomaría una importancia tremenda en la serie: Gannicus (Dustin Clare). Por suerte fue corta y enseguida seguí disfrutando de las aventuras de Espartaco.

Ahora quisiera unir la 3ª y 4ª temporada, porque sin duda para mí han sido las mejores, ambas con 10 episodios cada una. Lo primero que me sorprendió fue no ver a Andy Whitfield, pues enfermó de cáncer y poco después murió. Una lástima, porque tenía mucho carisma. Su sustituto fue Liam Mclntyre, que al principio me pareció un actor más, pero según avanzan los episodios empiezas a olvidar al antiguo. Entonces viene lo auténtico bueno de la serie: las intrigas y estrategias de la guerra del antiguo Imperio Romano. Tanta calidad tiene, que para mi gusto supera a la mítica Roma, la serie de Tito Pullo y Lucio Voreno.

Spartacus

La crítica de Spartacus

1ª temporada: Sangre y arena

La primera temporada tiene 7,5 de nota media. Buena serie aunque una mezcla de 300, Gladiator, Roma… De hecho es sólo un remake de la revuelta de Espartaco, que tantas veces se ha representado, aunque en esta ocasión con predominio de sangre y sexo.

2ª temporada: Dioses de arena

Se mantiene el nivel y conserva la nota. En esta ocasión el protagonista es Gannicus, un personaje también famoso, aunque no del caché de Espartaco. Está claro que el tracio se echa el falta, ya que se cuenta las aventuras de la casa antes de su llegada, pero con la presencia de Enomao, Crixus y Ashur, la temporada se hace llevadera. Andy Whitfield debe abandonar el rodaje, debido al cáncer. Durante dos temporadas la serie le espera, centrando la acción en otros persoanjes.

3ª temporada: Venganza

Las sorpresas destacan, ya que la historia se sitúa fuera de la casa de Batiato, continuando la 1ª temporada. Es imprescindible ver las anteriores temporadas, especialmente la primera, para poder disfrutar estos capítulos. Pues ata todos los cabos sueltos y establece algunos nuevos. Aunque la calidad y la acción bajan ligeramente, viéndose reflejado en la nota: 7,3 puntos.

4ª temporada: La guerra de los condenados

Memorable final, forjando la leyenda de Espartaco. Gracias a esta última temporada la serie se convierte en la mejor representación de los romanos en pantalla. La sangre y el sexo aumentan aun más, sin un personaje, trama o detalle que sobre. Los personajes se vuelven extremadamente profundos, con un trasfondo brutal y cada palabra que se pronuncia está bien estudiada. Gloriosa: 7,9 puntos de media. El mayor defecto es que Andy Whitfield no consigue recuperarse y debe sustituirlo Liam Mcintyre, que no está a la altura. Pero esto no se puede criticar, de ninguna manera, porque es cambio obligatorio.

Andy Whitfield se hace leyenda

Andy acabó falleciendo en 2011. Esto hizo que la serie alcanzara el nivel de leyenda, ya que el actor protagonista mostró sus últimos días en un sentido documental Be Here Now: The Andy Whitfield Story. Se muestra momentos de dolor muy intensos, lo que magnifica su figura y la exalta por encima del personaje histórico que interpretó tan excelentemente. Sin duda todos los fans sintieron mucho su pérdida y enmarcaron la primera temporada, donde aparece, como una obra de culto. Es la mejor de las series de romanos.

Deja un comentario