Las muertes épicas de La casa de papel

Hablamos sobre las muertes épicas de La casa de papel. Berlín, Nairobi y ahora Tokio. Los tres personajes muy queridos y muy recordados a lo largo de la serie, ya que forman parte de muchos flashbacks, además de ser parte importante de la trama principal. Hablamos sobre ellos, sus muertes y el impacto que ha tenido sobre la audiencia. Todo ello ha ayudado a hacer grande esta fantástica serie española de Netflix.

Quinatesencia: Gratis en Steam

La muerte de Berlín

Este personaje, interpretado por Pedro Alonso, ha sido muy hijo de puta durante el atraco, y según reconoce en un flashback durante su muerte. El mismo personaje que asumió el control, retando a los miembros del atraco. Murió por todos, después de haberse rebelado, se sacrificó por sus compañeros. Recibió un montón de disparos de la policía, para hacer tiempo mientras sus compañeros escapaban, a pesar de tener explosivos para volar el túnel. Avanzó, herido, al ritmo de Bella Ciao.

Sin embargo su muerte no fue del todo clara, porque tras recibir varios disparos en el torso, cayó al suelo. No se vio si agonizó en un charco de sangre, o fue puesto en custodia por la policía antes de que agonizara. Sea como sea, su presencia en la serie siguió muy viva, porque era una de las caras más habituales mediante flashbacks, incluso en la parte 5. Lo que está claro es que es uno de los personajes más importantes de La casa de papel, ya que su rebeldía, su carácter frío y calculador; junto a su carisma, daban mucho juego a la trama.

La muerte de Nairobi

Podemos decir acertadamente que el personaje interpretado por Alba Flores ha sido uno de los más queridos. La gitana con más arte de España se ha ganado el corazón de los españoles y su muerte ha sido muy lamentada por el público. Además hay enigmas que no han sido resueltos, después de su muerte. En una escena, justo antes de morir, se ve como sostiene su barriga. ¿Estaba embarazada cuando Gandía la ejecutó a sangre fría?

En esta ocasión no fue una muerte épica por la trama, sino por lo que se transmitió en las redes. Fue por un disparo de Gandía, uno de los personajes más odiados de la serie. Una bestia despiadada que no tiene, ni conoce, la compasión. Un alma sedienta de sangre, que juega con el dolor y amor. La rabia que sentimos los espectadores, y los propios atracadores compañeros, fue muy intensa. Tanto que en las siguientes partes se sigue recordando, sintiéndolo casi como un desgarro en la piel. Más cuando seguimos viéndola en los flashbacks, con momentos de alegría profundizando más en la herida… de la pérdida.

La muerte de Tokio

Y llegamos a la última de las muertes épicas, al menos hasta ahora. Jamás llegamos a pensar que el personaje interpretado por Úrsula Corberó fuera a caer. Se trata de uno de los personajes principales, sino el más importante junto con el del Profesor. Además tiene una personalidad arrolladora, como un animal salvaje capaz de apartar sin sentimiento y luchar sin un atisbo de duda. La interpretación de la actriz, que parecía encasillada en personajes de adolescente rebelde, es sublime. Su cambio de registro le da un tono más maduro al estilo de la actriz, que ha visto crecer de manera exponencial su carrera con La casa de papel.

Tokio, al igual que Berlín, muere enfrentándose al enemigo y ofreciendo valor a sus compañeros. En esta ocasión se enfrenta a los mercenarios, los soldados de élite con Gandía, que perseguían sin tregua a los atracadores. Ella saltó sobre ellos y empezó a disparar, alcanzando a algunos de ellos, pero exponiéndose también. Recibió disparos del fuego cruzado y cayó, herida. Entonces varios de los enemigos, con Gandía entre ellos, iban a capturarla, cuando Tokio activó los explosivos que tenía pegados al cuerpo.

Esta muerte todavía es más sentida, ya que durante todo el capítulo se estaba rememorando su pasado. Y no sólo eso, el fichaje de Miguel Ángel Silvestre se acometió para traer el verdadero amor de Tokio. Ella vive escapando toda su vida. Nunca mira atrás, desde que murió él… Y en esa ocasión decidió enfrentarse a los mercenarios mas despiadados, ella sola, por librar a sus compañeros. Bravo por ella, por su coraje, su valentía y su determinación. Todos lloramos al verla caer, y al entender que la explosión la mataría. La casa de papel pierde su personaje mas controvertido, en otra de las muertes más épicas.

Deja un comentario