El inocente: Resumen y final

Te traemos el resumen y final de la serie El inocente, la nueva a puesta de Netflix. Un thriller dramático que se hunde en temas de prostitución, abusos sexuales y venganza. Descubre la oscura historia que hay detrás en esta primera temporada, donde cada personaje tiene una trama detrás que abarca varios años.

Quinatesencia: Gratis en Steam

Antes de empezar quisiera aclarar que el resumen y final de la serie El inocente lo vamos contar en orden cronológico, de forma que los capítulos no siguen este orden. Es la mejor forma de entender lo que ocurrió.

El asesinato accidental de Mateo Vidal

Mateo era un chico normal, cuando una chica se fijó en él. Estaban de fiesta, bailando y pasándolo bien, cuando el hermano de la chica decidió que la estaba acosando. Entonces Mateo y sus amigos se enfrentaron al hermano de la chica y sus amigos en las puertas de la discoteca. Mateo empujó a uno de los jóvenes con los que se enfrentaba, con tan mala suerte que cayó de espalda y se golpeó en la cabeza, muriendo. Mateo fue condenado a 4 años de cárcel por homicidio.

Lo que ocurrió con Hannibal Ledesma y las prostitutas

Aníbal Ledesma (Miki Esparbé) es un proxeneta dueño de un club de streptease. En el local no sólo había bailes eróticos y prostitución, también organizaba orgías clandestinas con menores. Tenía cuatro prostitutas de lujo que se encargaban de custodiar estas fiestas depravadas: Kimmy Dale (Martina Gusmán), Emma Durán (Juana Acosta) y Cándida Russo (Aura Garrido).

Fiestas que eran grabadas a escondidas por Aníbal y aprovechaba para extorsionar a los clientes. Sin embargo, una de esas orgías con niñas se les va de las manos, y acaba una muriendo una prostituta. Seguidamente las chicas tratan de amenazar al proxeneta para huir, pero éste se vuelve loco y acaban enfrentándose. Aníbal muere a manos de Cándida Russo y desaparecen.

El inocente

Uno de los clientes era Teo Aguilar (José Coronado), el inspector corrupto y fetichista que pagaba por acostarse con menores y propinarles palizas. Fue grabado y chantajeado con las grabaciones con las que Aníbal chantajeaba a sus clientes. Su cinta era la famosa número 23. Posteriormente seguía la pista y de las prostitutas desaparecidas.

¿Qué ocurrió en la cárcel con Mateo?

Una de las tramas vincula a Mateo con Aníbal, porque coincidieron en un breve espacio de tiempo. En un principio se piensa que Aníbal está vivo, pero no es así. El proxeneta murió realmente cuando sus prostitutas de confianza se enfrentaron a él. Fue la propia Candida Russo la que le propinó el golpe mortal y luego lo lanzó al mar en una bolsa de plástico. El mito de que estaba vivo se relaciona al hecho de que antes de ser lanzado al mar se movió. Pero seguramente acabó ahogado, al no poder escapar de la bolsa.

Lo que si ocurrió es que Jaime Vera (Gonzalo de Castro), el padre del chico que murió a las puertas de la discoteca, contrató a un preso para matar a Mateo. Éste, que se había puesto fuerte para defenderse en prisión, acabó asesinando al sicario contratado. En realidad también fue en defensa propia… en un principio. Porque después fue dominado por la ira y acabo agrediéndole cuando ya no había peligro para su vida.

La salida de la cárcel

Mateo salió de la cárcel en un día de permiso. Durante ese día conoció a Olivia (el nombre falso de Candida Russo), de la que se enamoró locamente. No le contó nada de que estaba en la cárcel y al día siguiente no apareció. Tres años después se reencontraron, por trabajo, e iniciaron una relación. Es aquí donde empieza el primer capítulo de la serie. Van al hospital, ya que ella está embarazada. El médico que la atiende descubre que anteriormente tuvo una hija que dio en adopción. Jaime tiró del hilo y descubrió el escabroso pasado de Olivia. Y como su intención era destruir la vida de Mateo, tramó un plan para destrozarlo.

Jaime contactó con Ibai Sáez (Xavi Sáez) y Rodrigo Gallardo (Santi Pons), dos policías que siguen investigando el asesinato del proxeneta y las prostitutas desaparecidas. Les propuso un plan para ganar mucho dinero: engañar a Olivia para que entregue todos sus ahorros y pase unos días fuera de casa. Aprovechando que sabe que ella tiene una hija en adopción, le piden una donación de médula y 50.000 euros. Pero Ibai lo que hace es drogarla y mandar a Mateo imágenes comprometidas, para hacerle creer que le había sido infiel. Además fue amenazado de muerte si avisaba a la policía.

La investigación de la inspectora Lorena Ortiz y el convento

Emma Durán, una de las prostitutas desaparecidas, se esconde en un convento. Se ve regularmente con Olivia (Cándida Russo). En esos encuentros Jaime descubre la conexión y le entrega las pruebas a Gallardo. Por tanto la investigación llega a las puertas del convento. Pero Emma, cuando se da cuenta de que están ahí por su pasado, decide suicidarse. El caso pasa a Teo Aguilar, el inspector de policía, que sigue el rastro de las cintas de vídeo que quiere encontrar para borrar su pasado.

Sin embargo la inspectora Lorena Ortiz (Alejandra Jiménez) sigue su propio rastro y se mete en medio de la investigación. Acaba descubriendo lo de las cintas de vídeo y lo que representa para Teo.

El inocente

La pelea que destapa la trama de las prostitutas

Mateo y un investigadora privada descubre el paralelo de Olivia, que parece encontrarse secuestrada. Cuando llega a la habitación de hotel Ibai le da una descarga con una pistola eléctrica y huye con el dinero. Poco después tanto Ibai como Gallardo aparecen muertos a las afueras del hotel. Todo apunta a Mateo, cuando parece la víctima de toda esta historia. En realidad el asesino es Jaime e involucró a Mateo para desviar la investigación.

Esta pelea también pone en el punto de mira todas las investigaciones. La policía va a la casa de Mateo, para ponerlo a disposición judicial. Pero protegido por Olivia, logra escapar. Entonces Aguilar le revela que conoce su secreto. Le pide la llave de la caja fuerte que falta, a cambio de no revelar su verdadera identidad. Su compañero encuentra las cinta y se las lleva, pero Olivia descubre que Aguilar es en realidad el pervertido de la cinta número 23 y le pide a su compañero que vea esa cinta. Aguilar lo mata antes de que pueda verla. Hay fuego cruzado, hasta que finalmente Olivia acaba huyendo a Marbella con las cintas.

Resumen de la huida a Marbella en El inocente

Cuando la policía declaró a Mateo como culpable de los asesinatos y salió en todas las noticias, éste huyó a Marbella. Había quedado en el club de streptease con Oliva en busca de ayuda. Ella también se dirigía a ese destino, tras descubrir que su pasado había sido descubierto. Aguilar le seguía y el rastro, y detrás llegaba Ortiz, ayudada por la investigadora privada de Mateo. Éste es capturado por la policía y acaba acompañando a Aguilar al encuentro de Olivia, que estaba con Kimmy, la otra prostituta desaparecida. Pero el recibimiento no era como esperaba…

Kimmy clamaba venganza por haberle ocultado todos estos años que seguía viva. Por ello fueron a su caravana, donde la envenenó. Luego la llevó a una fábrica abandonada. Entonces llegó Aguilar con Mateo, dejó a Mateo y se fue de allí con las cintas que llevaba Olivia. Pero Ortíz llegó justo a tiempo para detener a Aguilar, que no quiso enfrentarse a su pasado y acabó suicidándose. Luego entraron en la fábrica abandonada para rescatar a Olivia de una orgía clandestina sobre ella, como las que custodiaba a las órdenes de Aníbal.

Resumen del final de El inocente: La confesión de Jaime

Todo termina de cobrar sentido en el último capítulo cuando Jaime confiesa sus crímenes y la obsesión que tenía por Mateo. Éste va a buscarlo cuando la policía sigue acusándolo del doble asesinato, al hallar sus huellas en el arma de los crímenes. En realidad fue el propio Jaime que preparó la escena del crimen para involucrar a la persona que más odiaba en este mundo: el asesino de su hijo. De hecho al final se descubre que Mateo no sólo mató a ese chico, sino también al sicario que contrató para meterlo en la cárcel. Se había propuesto meterlo entre rejas y había llegado demasiado lejos. La verdad era algo que le aplastaría, como el pasado a los protagonistas.

Deja un comentario