Richard Jewell

Richard Jewell es una película de 2019 dirigida por el mítico Clint Eastwood. Se trata de una buen drama ambientado en la década de los años 90. Analizamos esta obra, considerada una de las mejores basadas en hechos reales, que no deberías perderte. Refleja la realidad de la injusticia gubernamental e hipocresía de la prensa.

Oscuro deseo: Crítica de la serie ...
Oscuro deseo: Crítica de la serie mexicana

Quinatesencia: Gratis en Steam
 

Créditos

  • Título original: Richard Jewell
  • Duración: 132 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2019
  • Género: Basado en hechos reales, drama, años 90, Juegos Olímpicos, terrorismo, periodismo
  • Productora: Warner Bros, Appian Way, Malpaso Productions, 75 Year Plan Productions, Misher Films
  • Se puede ver: HBO, Apple TV, Rakuten TV, Google Play, Amazon
  • Director: Clint Eastwood
  • Reparto: Paul Walter Hauser, Sam Rockwell, Olivia Wilde, Shiquita James, Wayne Duvall, Dexter Tillis, Kendrick Cross, Desmond Phillips, Nina Arianda, David Lengel, Ian Gomez, Randy Havens, Mike Pniewski, Niko Nicotera, Dylan Kussman, Beth Keener, Billy Slaughter, Dani Deetté, David Shae, Deja Dee, Jill-Michele Melean, Mitchell Hoog, Marc Farley, Victoria Paige Watkins, Jon Hamm, Charles Green, Kathy Bates, Shawn Weston Thacker

Sinopsis de Richard Jewell

Richard Jewell fue un guardia de seguridad que durante los Juegos Olímpicos de 1996 detectó un paquete bomba, salvando a miles de personas. Se convirtió en un héroe nacional, pero poco a poco se convirtió en villano, cuando el gobierno lo investigó como el principal sospechoso del atentado.

Crítica de Richard Jewell

Estamos a una genial obra, que merece la pena ver, sin lugar a dudas. Lo mejor de todo es la crítica al gobierno y a la prensa, ya que muchas veces señalan y arruinan vidas injustamente. Muchas veces no parece que busquen la realidad, sino más bien cerrar un caso y dejar claro que ha sido todo un éxito, se hayan equivocado o no. La soberbia está implícita en ellos, porque se creen por encima del bien y del mal. No deben responder ante nada, ni ante nadie. Incluso la justicia cae bajo su yugo.

Richard Jewell

Además de esa denuncia social, también vemos el reflejo de sus causas, como se consume las vidas. Eastwood trabaja de forma excepcional, mostrando hechos reales de forma tan natural, que resulta totalmente creíble. Sorprende la nobleza y el respeto con el que representa al protagonista. A pesar de presentarse como una persona obesa, comprometido con los códigos de su profesión, se ven sus sentimientos y sus manías, en una genialidad que encaja a la perfección con el acoso y el abuso de poder del gobierno y la prensa.

Deja un comentario