Resumen y final de Los renglones torcidos de Dios

Te traemos el resumen y final de Los renglones torcidos de Dios, una película de intriga y thriller basada en la novela homónima de Torcuato Luca de Tena. La protagonista, Alice Gould (Bárbara Lennie), se interna en un hospital psiquiátrico para investigar un crimen y descubrir quién es el verdadero asesino.

Quinatesencia: Gratis en Steam
 

Resumen de Los renglones torcidos de Dios

La trama de Los renglones torcidos de Dios gira en torno a la historia de Alice Gould, una mujer que se interna en un hospital psiquiátrico de Castilla por paranoia bajo el pretexto de haber intentado envenenar a su marido. Sin embargo, Alice es en realidad una detective privada que ha sido enviada allí por un cliente, Raimundo García del Olmo, para investigar la muerte de su padre en circunstancias sospechosas.

Adaptándose al hospital psiquiátrico e investigando

Mientras avanza en su investigación, Alice se enfrenta a muchos obstáculos. Por ejemplo la desconfianza del personal del hospital y la falta de cooperación por parte de sus compañeros de habitación. Además, Alice lucha por mantener su cordura y por no dejarse arrastrar por la locura que la rodea. A pesar de todo, Alice es una mujer muy determinada y no se rinde fácilmente. Por lo que sigue adelante con su investigación y trata de encontrar pruebas que la ayuden a resolver el caso.

¿Suicidio o asesinato?

La adaptación de Alice al hospital no es fácil, ya que su cómplice, el director Samuel Alvar, está de viaje y su sustituto, el doctor Teodoro Ruipérez, no cree en su historia. Cuando vuelve el director todavía su estancia allí se complicará más. Parece ser que la ha engañado… Sin embargo, Alice cuenta con la ayuda de algunos internos y enfermeras, como Ignacio Urquieta y Montse, respectivamente. El doctor Arellano, que realiza pruebas para evaluar el estado mental de Alice, cree en su historia y le ofrece su ayuda.

Mientras tanto investiga el crimen por el que ha ingresado voluntariamente, llegando a recoger pruebas sobre que el suicidio de hace un año en realidad fue un asesinato. Pero cuando va a presentarlas todo se desmorona y acaba enviada a aislamiento por un brote psicótico.

Atando cabos…

Empieza a atar cabos y considera que el director y su marido han urdido un complot para encarcelarla y quedarse con su dinero. La teoría cobra fuerza cuando Samuel no quiere llamar a la policía para verificar su historia. Pero convence a un enfermero para que vaya a la comisaría a denunciar por allí. Allí el inspector corrobora su acusación cuando descubre que el dinero ha sido sustraído de sus cuentas mientras estaba en el centro psiquiátrico.

Incluso llega a considerar que el periódico con el que inició su investigación había sido falsificado. También considera que su marido, cuando supuestamente le engañó para que firmara el ingreso en el hospital, en realidad lo estaba haciendo conscientemente engañándola. Y que hago ha ocurrido con su cliente, porque al igual que su marido y el Doctor Donadio, han desaparecido.

La teoría del director

Samuel cree que Alice estaba intentando envenenar a su marido poco a poco y él, al descubrir el veneno, lo provocó contra ella para asegurarse que era lo que se temía. Antes de que muriera, llamó al Doctor Donadio para que le salvara la vida. Para evitar un escándalo, no alertó a la policía. En su lugar acordaron hacer un informe sobre su paranoia y enviarla al centro psiquiátrico. Por tanto, todo cuanto a contado Alice sobre el complot para encerrarla era mentira.

Alice tratando de escapar

Para tratar de huir del hospital psiquiátrico, Alice decide convencer a todos los internos para que se escapen de sus celdas y armen un caos. Entre el caos ella consigue escapar, pero justo antes de salir por la puerta se cruza con la forense. Pues esa noche había ocurrido un asesinato. Alice la deja inconsciente y se hace pasar por forense para poder hablar con el fiscal y denunciar su secuestro legal. La policía y los enfermeros le dan la razón, en contra de la teoría del director, que queda desprestigiado.

Resumen y final de Los renglones torcidos de Dios

El final de la película Los renglones torcidos de Dios

El final puede ser interpretado de diversas maneras. Algunos espectadores pueden interpretar que Alice estaba loca y que toda la historia había sido una alucinación de su mente enferma. Otros pueden interpretar que Alice estaba diciendo la verdad y que había sido enviada al hospital psiquiátrico por el Doctor Donadio para callarla y evitar que descubriera la verdad sobre la muerte del interno del hospital. Es importante tener en cuenta que la película presenta varias pistas que apoyan ambas interpretaciones, y que el final es abierto a la interpretación del espectador.

¿Qué ocurre al final de la novela?

En el final de la película «Los renglones torcidos de Dios», se descubre que Alice realmente sufre de paranoia y que su historia de ser una detective privada era sólo una invención para evitar aceptar su enfermedad y lo que le sucedió a su marido. Se revela que su marido, Heliodoro, no la amaba y se casó con ella sólo por su dinero. Después de que Heliodoro comenzara a robarle el dinero y a convertir su propiedad en un burdel, Alice perdió la salud mental y trató de envenenarlo. El Dr. Donadío, un médico que la trató, diagnosticó su paranoia y la llevó al hospital para su propia seguridad y la de los demás. Alice se inventó la historia de la investigación para poder entrar en el hospital y resolver el supuesto asesinato. Al final del libro, Alice es liberada del hospital y su marido es arrestado.

Hay un elemento que despista

Durante la película vemos escenas de un asesinato, que pensamos que es el que investiga Alice y por el que se interna. Pero sin embargo no se trata de ese asesinato, sino otro que ocurre mas adelante. Esto puede llevar a confusión, incluso se puede pensar que se está mezclando pasado con presente, cuando en realidad no eran escenas del pasado, sino del presente, del clímax final de la película y no existe ese desfase temporal.

Deja un comentario