Duck Butter

Duck Butter es una comedia estadounidense que se centra en la relación de dos mujeres: Alia Shawkat y Laia Costa. Son dos desconocidas que deciden pasar 24 horas junta, para comprobar si pueden estar juntas en la vida. Analizamos esta obra que generó gran polémica.

ELENA RIVERA: Actriz española muy famosa

ELENA RIVERA: Actriz española muy ...

Quinatesencia: Gratis en Steam
 

Créditos

  • Título original: Duck Butter
  • Duración: 92 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2018
  • Género: Comedia
  • Productora: Duplass Brothers Productions
  • Se puede ver en: Netflix, Apple TV
  • Director: Miguel Arteta
  • Reparto: Alia Shawkat, Laia Costa, Michele Williams, Lindsay Burdge, Wolf Fleetwood-Ross,, Hong Chau Pamela Drake Wilson, Debbie Kindred

Duck Butter y los sueños frustrados

Cuando comienza la película, estamos casi en territorio de falso documental con Naima (Alia Shawkat) en el papel de una actriz también en la ficción. Ésta vive en Hollywood trabajando en el set de una película rodeado de figuras reconocibles interpretando diferentes personajes. Naima es una cara mucho menos establecida en la industria por la expresión de aquello que siente. Busca dar buena impresionó en un pequeño papel de la película independiente de los hermanos Duplass.

El primer día su deseo de controlar los resultados será problemático. Terminará el día ahogando sus penas junto a su amiga Ellen (Mae Whitman), en un bar local esa noche. Cuando las mujeres que la rodean se juntan, Naima se siente intrigada por otra chica llamada Sergio (Laia Costa) y ambas terminan bailando.

A medida que su atracción inicial va mas allá del bar, se dirigen a la casa de Sergio. Sergio trama un plan cuando se quedan solas y tienen sexo. Impulsada por las frustraciones sentidas durante relaciones anteriores. Avanzan rápido con las tensiones. Sergio quiere experimentar de todo en solo 24 horas, sin dormir y con sexo a cada hora. Naima es reticente, pero después de que la despidan de su película, regresa, ansiosa por correr el riesgo. Mas información de la historia en el resumen y final de la película.

24 impacientes horas

Pero, aunque Duck Butter ayuda a beneficiar a una audiencia desatendida, es una película de la que resulta difícil enamorarse. Desatendida como lo es la comunidad LGBT. A pesar de su tema embriagador de intenso romance, es esencialmente un enfoque de cámara que tiene lugar principalmente en la casa de Sergio.

Encontramos solo las dos protagonistas en la pantalla. La actuación nerviosa de Naima se siente muy real. La actuación de Sergio implica incomodidad por su estilo de controlar todo. Hasta tal punto de revivir su infancia defecando y mostrándoselo a Naima.

Resumen y final de Duck Butter

La crítica de Duck Butter

El hecho de una pareja que intenta condensar una relación en un día es intrigante. Habla de un panorama de citas dominado por personas que se distraen con facilidad. Son tentativas románticamente, pero se vuelve increíblemente difícil preocuparse por los dramas que la pareja encuentra.

Ver a una pareja discutir sobre los detalles de su relación puede ser esclarecedor cuando se hace bien. Pero aquí se convierte en una tarea ardua. Los problemas que encuentran se sienten artificiales y sin sentido. Después de su aparentemente interminable día juntos, es difícil sentirse involucrado en lo que podría sucederles.

El argumento nos resulta llamativo, pero según la película avanza se va desenvolviendo tal intriga y se pierde interés. Aunque la película tiene un trasfondo psíquico que es importante analizar y una “pareja” que en un día no funcionó.

Deja un comentario