Caso real de Expediente Warren 3

Hablamos sobre el caso real de Expediente Warren 3, de la saga The Conjuring. Nuevamente, se han puesto en la mira publica los casos de la familia Warren, debido a las películas del Conjuro. Una saga sumamente espectacular que tiene que ver con el terror y las posesiones. Además de muchas otras cosas que nos inclinan a un pensamiento de terror. Tomando en cuenta que son historias verídicas donde este matrimonio ayudo. Incluso involucrando a la justicia, como en el caso de la ultima película: obligado por el demonio.

Quinatesencia: Gratis en Steam
 

Caso real de Expediente Warren 3: un juicio de verdaderamente terror

El caso empieza cuando Arne Johnson, se sienta en un banquillo por apuñalar varias veces a su casero, Alan Bono. Todo esto, a nivel espiritual, se le adjudico a una posesión demoniaca. Aunque todo eso es increíble y poco probable para un juicio y los policías. Los Warren estuvieron incluidos en este caso, para investigar la posesión demoniaca. De igual manera para reunir pruebas para la policía y demostrar que no fue un asesinato intencional.

Evidentemente era un caso sumamente difícil. Pues había que demostrar lo cuerda que estaba esta persona, aun después de matar a otro ser humano. Sobretodo con semejante atrocidad. También hay que considerar que el caso levanto muchas supersticiones entre los más religiosos de 1981. Esto es porque al principio de la década de los 80 se sumaron muchos acontecimientos espirituales por doquier, aparte de los muchos libros publicados.

Sin dudas este caso real del expediente Warren causo mucho revuelo en la sociedad de esos días. Muchas personas también le echaron la culpa a la música y a la cultura pop del momento. Aunque, lo que se cree finalmente en los hechos, es que Alan More amenazo a la prima pequeña de Arne. Por lo que este no lo pensó dos veces y se le abalanzo con un cuchillo perforándolo en el abdomen.

Caso real de Expediente Warren 3

El veredicto final

El matrimonio Warren saco conclusiones y probo que había una situación satánica en los acontecimientos. Aun así, el juez del caso no lo acepto y de igual manera condeno a Arne. De 15 a 20 años de prisión por asesinato en primer grado. Sin embargo, de la cadena que le emitieron a Aren, solo cumplió 5 años.

En conclusión, los Warren supieron que hubo cierto embrujo de parte de poderes espirituales bien empleados y con mala intención. Y que estos fueron capaces de provocar que se cometieran atrocidades contra otra persona.

Deja un comentario