Suavemente me mata

Suavemente me mata es un thriller erótico con dos partes bien definidas: la primera con buenas y abundantes escenas eróticas y la segunda un suspense en toda regla. El director es Chen Kaige y los protagonistas Heather Graham y Joseph Fiennes.

Quinatesencia: Gratis en Steam

Créditos

  • Título original: Killing Me Softly
  • Título en México: Mátame suavemente
  • Año: 2002
  • Duración: 100 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Productora: The Montecito Picture Company, MGM
  • Se puede ver en: Metro-Goldwyn-Mayer, Netflix, Movistar+, AMC,
  • Director: Chen Kaige
  • Guión: Kara Lindstrom sobre la novela: Nicci French
  • Reparto: Heather Graham, Jason Hughes, Joseph Fiennes, Kika Markham, Natascha McElhone, Ian Hart, Ulrich Thomsen, Ronan Vibert, Helen Grace
  • Género: Thriller, erótico, drama
  • Puntuación: 4,7 puntos

Argumento de Suavemente me mata

Alice (Heather Graham) es una mujer casada que mantiene una aventura con Adam (Joseph Fiennes), un famoso, misterioso y atractivo hombre. Tan lejos llegará su romance que hasta dejará a su marido, pero muy pronto descubrirá que el hombre por lo que lo ha dejado todo tiene muchos secretos…

Mi opinión sobre Suavemente me mata

Suavemente me mata es una excelente película. Pero como menciono arriba, está dividida en dos partes muy diferencias y esto hace que la nota media decaiga. Porque en un principio podemos hablar de excelente película erótica con buenas escenas, desnudos, posiciones…

Pero tal y como se desarrolla y termina la obra, más bien es un un thriller psicológico desvirtuado con tintes obsesivos. Como puntos a favor podemos decir, además de todo lo erótico, que mantiene el suspense hasta el final, tiene buen rimo y una reflexión: ¿Hasta dónde llegarías con una persona que realmente no conoces? Tal vez el inverosímil final degrada el producto final, pero igualmente Suavemente me mata permite rescatar puntos muy positivos.

Suavemente me mata

La crítica de Suavemente me mata

Suavemente me mata es una película cuyo mayor reclamo es el porno suave o las escenas eróticas de gran calidad. Tiene infidelidad, sadomasoquismo y una pasión desenfrenada. Después el thriller se pierde entre la obsesión del amante, la incertidumbre de su pasado y la implicación de su hermana en un increíble incesto.

Suavemente me mata es una película que va de más a menos. Durante el comienzo erótico bien merece la pena y después, como bien reza el título, el desarrollo de la historia acaba matando suavemente al espectador, hasta el letal final (por increíble). Una obra que puedes empezar ver, pero que si te duermes a mitad de película, no te resistas.

Deja un comentario