¿Merece la pena comprar un proyector de vídeo?

¿Merece la pena comprar un proyector de vídeo? Al momento de querer acondicionar la casa o algún salón, surge la duda sobre cuál dispositivo escoger para transmitir vídeos. Los televisores tienen larga trayectoria y han avanzado en tecnología. Pero también encontramos los proyectores de videos, que están dando la talla y tienen sus ventajas. Profundicemos un poco y resolvamos la duda si merece la pena comprar un proyector.

Quinatesencia: Gratis en Steam

Proyectores o televisores

Si hiciéramos la evaluación de los proyectores de vídeo frente a televisores unos años atrás, las diferencias serían abismales a favor de los televisores. Pero así como la tecnología de estos avanza, la de los proyectores también. Antes solo se resaltaba de ellos la capacidad de inmersión y tamaño, que hacía parecer un cine, aunque en otras características como sonido y calidad de imagen estaba en desventaja. Se ha dado un cambio y podemos hablar quizás de una igualación de fuerzas. Descubre en esta guía más información al respecto.

Con los cambios de tecnología, también debemos cambiar nuestra forma de pensar. Tenemos que dejar atrás los pensamientos acerca de lo inamovible o fijo que eran los proyectores. Solo se usaban para eventos puntuales, sin embargo el concepto actual es un televisor completamente libre, capaz de adaptarse a diversos entornos y necesidades. Así como esta hay otras características que responde a la pregunta si merece la pena comprar un proyector de vídeo.

Resolución y tamaño

Estas dos características van de la mano, y se tiene el erróneo pensamiento que a mayor tamaño se pierde la resolución. Existen proyectores con diversas resoluciones, incluyendo Full HD y 4K, lo que permite reproducir contenido de fuentes externas o de servicios de streaming. Lo que sí debes saber es que la preocupación ya no será el espacio o hueco donde irá el TV sino el tamaño de la pared. Se pueden ajustar desde 30 pulgadas hasta 150.

¿Merece la pena comprar un proyector de vídeo?

Se adapta y se usa en cualquier momento

No se necesita una sala enorme o espacio de instalación. Los proyectores de tiro corto también son una opción y pueden ubicarse a centímetros de la pared. En cuanto a la luz, antes era una limitación pero ahora puedes escoger modelos con más o menos lúmenes. Por ejemplo, uno de 2.500 lúmenes puedes utilizarlo perfectamente a plena luz del día.

Sonido y accesorios

Mientras más opciones de conectividad tenga el proyector, mejor. Un punto que aún no iguala por sí solo al televisor es el sonido. Sin embargo, si posee la tecnología necesaria se le puede acoplar equipos de sonido y altavoces, así como cualquier otra fuente.

En definitiva, cuando se quiere adquirir un producto nuevo, se debe considerar primero el tipo de uso que se le dará. Es el paso más importante pues permite que definas las características necesarias para satisfacer tu necesidad. Pero en vista de todo lo que han mejorado estos dispositivos y las ventajas que ofrece, merece la pena comprar un proyector de vídeo.

Deja un comentario