El practicante

El practicante es una película española con Mario Casas como protagonista. Se trata de un thriller psicológico de Carles Torras, que no dejará indiferente a nadie. Netflix nos trae las mejores superproducciones internacionales, y nacionales.

Créditos

  • Título original: El practicante
  • Año: 2020
  • País: España
  • Duración: 94 minutos
  • Género: Thriller psicológico, celos
  • Productora: Netflix, Zabriskie Films, Babieka
  • Director: Carles Torras
  • Reparto: Mario Casas, Déborah François, Guillermo Pfening, Celso Bugallo, Raúl Jiménez, Gerard Oms, Maria Rodríguez Soto, Pol Monen

Sinopsis de El practicante

Ángel (Mario Casas) trabaja en una ambulancia que socorre emergencias sanitarias. En una de ellas sufre un aparatoso accidente donde pierde el control de las piernas. A partir de entonces empieza a vivir una auténtica pesadilla, que se agrava cuando sospecha que su novia le está poniendo los cuernos. Tanto, que se obsesiona con ello.

Review de la película El practicante

Lo cierto es que la película ya empieza de forma muy intensa. Un accidente con mucha sangre. Un polvo bien dado a la rubia de su novia. Un tipo agrio, estúpido. Pero todo se precipita hacia una pesadilla espeluznante, ya que el accidente le deja secuelas de por vida: ya no podrá mover las piernas. El thriller resulta muy oscuro y perturbador. Y según avanzan los minutos la sensación de angustia se incrementa. En todo momento la película es interesante y mantiene al espectador pegado a la pantalla. Los delirios del protagonista acaban abarcando todo el interés, en una locura psicológica un poco bizarra.

El practicante

Respecto a la calidad, podemos decir que El practicante es una película buena, sin más. No es tampoco mala, ni excelente. Se encuentra en ese limbo, donde puede anunciarse como una propuesta decente más en un extenso catálogo audiovisual. En especial destacamos la actuación del protagonista, Mario Casas, que borda su actuación. El espectador acaba cayéndole realmente mal su personaje, cuando ese era el objetivo del director. El resto de personajes acaban siendo secundarios y planos. No vemos la personalidad de su pareja, ni la de su compañero de ambulancia. A penas una pocas pinceladas. Lo justo para acompañar el marco de una trama, sin demasiadas pretensiones.

Deja un comentario

 

Tal vez te interese...