Dragon Ball Z: La batalla de los dioses

Dragon Ball Z: La batalla de los dioses es una película de la saga Bola de dragón, protagonizada por Son Goku. En esta ocasión cuenta la llegada a la Tierra del Dios de la Destrucción en busca de un Super Guerrero Dios. Descubre las aventuras, que continúan, de los dibujos de nuestra infancia.

GUÍA DE BLASPHEMOUS

GUÍA DE BLASPHEMOUS

Quinatesencia: Gratis en Steam
 

Créditos

  • Título original: Doragon Bôru Zetto: Kami to Kami
  • Título en inglés: Dragon Ball Z: Battle of Gods
  • Lanzamiento: 2013
  • Duración: 85 minutos
  • País: Japón
  • Género: Manga, acción, artes marciales, ciencia ficción, animación
  • Productora: 20th Century Fox, Bandai, Toei Animation, Shueisha
  • Se puede ver en: Netflix (fue removido)
  • Director: Masahiro Hosoda

Sinopsis de Dragon Ball Z: La batalla de los dioses

Hablamos sobre una película de la saga Dragon Ball que extrae una aventura que podemos ver en Dragon Ball Super. Se trata de la batalla con el Dios de la Destrucción del Séptimo Universo, cuyo nombre es Beerus. Despierta tras una larga siesta de varios años, con la noticia de la destrucción del planeta Vegeta a manos de Freezer y la muerte de éste a mano de un Super Guerrero. Descubre que ya no quedan Super Guerreros, a excepción de aquellos que no se encontraban en el planeta destruido en el momento de su destrucción. Entre otros conoce la existencia del guerrero legendario que acabó con Freezer y algunos mas, que viven en la Tierra. Hacia allí va en busca de una pelea a la última. El problema: que tiene fama de destruir todos los lugares que visita.

Review de Dragon Ball Z: La batalla de los dioses

Lo primero que quisiera aclarar es que a pesar de extraer una aventura del anime original, la acción no es complemente igual. Se recopilan los mejores momentos y se unen añadiendo metraje nuevo, con nuevos chistes y escenas de transición, que hacen mas amena la película, incluso para los que ya vieron la serie completa. Nos gusta especialmente que la historia se condensa en poco tiempo, de forma que la trama avanza de forma fluida e interesante. La batalla final resulta incluso algo corta, por lo que no te aburrirás en ningún momento.

Dragon Ball Z: La batalla de los dioses

De nuevo tenemos una batalla imposible para el protagonista, Goku, el cual no ve nada imposible. Está deseando luchar. Sí hay que decir que la trama no es realmente sostenible por sí sola, ya que el dios es un bufón que sólo piensa en comer. Esta premisa podría haber funcionado con bromas y una mejor comedia, pero hay momentos que resultan de vergüenza. Tal cual ocurre en la serie Dragon Ball Super. De hecho en esa serie todavía resulta peor. Aquí, al seleccionar escenas, toda la morralla se elimina y se elige lo mejor. Por lo que aunque podría ser mejor, al menos no es peor.

Deja un comentario